Productos mejor refrigerados con las máquinas refrigeradas

Mantén frescos los productos de tu negocio

 

Las máquinas refrigeradas son un elemento fundamental en todo tipo de negocio relacionado con los alimentos. Restaurantes, almacenes, comedores, fuente de soda y otros expendios de alimentos basan su oferta a los clientes en su capacidad de mantener los niveles de seguridad y cadena de frío para proteger la salud de la población.

Hay que recordar que en ocasiones existen necesidades de higiene y por otras condiciones de exhibición para mantener a las máquinas refrigeradas en el inventario de toda tienda. Por ejemplo, las bebidas embotelladas y otros tipos de refresco no necesitan del frío para conservarse (de hecho, uno puede consumirlas a temperatura ambiente sin problemas), pero la función del frío es ofrecer condiciones de venta más atractivas para los clientes.

En la mayoría de los casos, en cambio, la necesidad del frío tiene que ver con el mantenimiento de los alimentos. En ese sentido, es necesario mantener las carnes, lácteos, embutidos y quesos a un nivel de temperatura entre 0° C y 8° C, ya que así la reproducción de microorganismos patógenos se vuelve más lenta que a temperatura ambiente, extendiendo así su vida útil.

Entre los tipos de muebles más común se encuentran las vitrinas para carne, visicooler y máquinas de refrigeración, las que son producidas por los fabricantes de otro tipo de mobiliario para el comercio como moledoras de carne, máquinas para helado y cortadora de cecinas.