Las primeras palabras fotocopiadas con xerografía

Sigue leyendo y entérate de cuál fue la primera frase fotocopiada de la historia

 

La fotocopiadora fue inventada por Chester Carlson, un abogado de patentes en Nueva York. Carlson sufría de artritis y le resultaba doloroso hacer copias manuales de los documentos, por eso empezó a experimentar con la fototoconductividad y electrofotografía en 1938.

 

Ese mismo año aplicó por una patente y realizó su primera fotocopia usando una placa de zinc cuvierta con azufre. La inscripción se hizo con una lámina de microscopio puesta sobre azufre y bajo una luz muy brillante. Al remover la lámina quedó una imagen invertida de las palabras “10-22-38 Astoria”.

 

Aunque intentó vender su invento, las personas no le veían utilidad a una máquina de este estilo y fue rechazado por grandes compañías como IBM y General Eletric. En 1944 una organización de Ohio refinó el proceso de Carlson y en 1947 cambiaron el nombre a xerografía y así nació Xerox Corporation. Con el tiempo se empezó a utilizar otros elementos para fotocopiar, incluso algunos suministros para impresión como toner Xerox y toner HP.